Inicio SuculentasCrassulaceae Echeveria Lola

Echeveria Lola

por Sofía Lara
Echeveria Lola

La Echeveria Lola es una suculenta exquisita. Sus hojas desprenden un color azul grisáceo con un ligero matiz rosado -a veces verdoso- que hace que la Echeveria Lola sea seductora y elegante al mismo tiempo. Cada hoja parece mostrar un intrincado diseño que algunos horticultores describirían como un corchete rizado.

En primavera y verano, la suculenta florece con hermosas flores en forma de campana de color amarillo o pera. Las flores se sitúan sobre tallos altos y enjutos que suelen atraer a muchos insectos. La Echeveria Lola también produce retoños o "cachorros" en verano.

La Echeveria Lola es una creación híbrida de Dick Wright que combinó la Echeveria derenbergii y la Echeveria lilacina en 1980.

Al igual que otras variedades de Echeveria, a Lola se le llama a veces "gallinas y polluelos mexicanos" porque produce vástagos. Tal vez el nombre más distinguido sea Lola Suculenta.

La suculenta Lola puede alcanzar una altura de 15 cm y pertenece a la familia de las crasuláceas. Es originaria de México.

Información general:

También conocido como: Lola Suculenta, Madre Gallina y Pollitos
Familia de plantas: Crassulaceae
Origen: México
Altura: 15 cm.
Exposición: Luz solar parcial a ligera
Necesidades de agua: Regar sólo cuando la tierra esté seca al tacto, poco riego durante los meses de invierno.
Tipo de suelo: Una parte de tierra para macetas y una parte de perlita, grava o arena para mejorar el nivel de drenaje
pH del suelo: Ligeramente ácido (5,6 a 6,0 pH)
Tolerancia: Sequía

Cómo cultivar y cuidar la Echeveria Lola

Planta Echeveria Lola

La Echeveria lolo es una de las favoritas de los cultivadores de suculentas que quieren presentar un jardín llamativo. La Echeveria lolo es un maravilloso complemento para un jardín exterior por sus hermosas hojas que dan una apariencia de textura jaspeada.

Otra razón por la que la suculenta Lola está en demanda es que es resistente a las condiciones climáticas; fácil de cultivar y mantener.

1.   Luz solar

La Echeveria Lola crece mejor cuando recibe sol parcial o ligero. Si se planta en el exterior, coloque la Echeveria Lola en una zona que reciba hasta 6 horas de sol por la mañana.

La suculenta Lola no debe exponerse a los rayos del sol de la tarde, ya que sus hojas se quemarán.

Lo ideal es cultivar la suculenta en un lugar donde haya una exposición parcial o ligera al sol de la mañana y una sombra parcial por la tarde.

Cuidado y crecimiento de la Echeveria Lola

La Echeveria Lola no es resistente al frío. En los lugares donde las temperaturas descienden hasta los 20° F (-6,7° C), la planta debe cultivarse en interiores.

2.   Riego

La Echeveria Lola está acostumbrada al duro entorno del desierto, lo que significa que puede sobrevivir a largos períodos sin agua. El riego excesivo de la suculenta presentará más problemas que el riego insuficiente.

Antes de regando la suculenta LolaAsegúrese de que la tierra esté completamente empapada de humedad. Introduce un palo en la tierra. Si el palo sale seco, es el momento de dar agua a la planta.

Cuando riegue, evite mojar las rosetas. Debe regar a ras de suelo y nunca desde arriba.

3.   Maceta y tierra

Cuando compre una maceta, elija una de terracota que no esté vidriada. La superficie de una maceta de terracota permite que el agua se evapore a través de ella y reduce la posibilidad de regar demasiado la planta.

La mejor elección de tierra para la Echeveria Lola es una variedad con buen drenaje. Puede combinar una parte de tierra para macetas con una parte de perlita, grava o arena para mejorar el nivel de drenaje. 

Cómo propagar la Echeveria Lola

La Echeveria Lola puede propagarse fácilmente utilizando cualquiera de los siguientes métodos: Hojas, esquejes y esquejes.

Método 1 - Hojas

Paso 1 - Gire suavemente la hoja desde el tallo. Debe ser un tirón limpio, lo que significa que no debe quedar ninguna parte de la hoja en el tallo. Un tirón limpio mejora las posibilidades de éxito de la propagación.

Paso 2 - Coloque la hoja en una zona sombreada y seca durante 1 o 2 días para que se desarrollen los callos.

Paso 3 - Una vez que la hoja se haya encallecido, colóquela en un suelo que drene bien.

Echeveria Lola crecer

Método 2 - Esquejes

Paso 1 - Corte un trozo de la planta principal en una zona justo por encima de la hoja del tallo. Utilice un cuchillo afilado y esterilizado o unas tijeras de jardín.

Paso 2 - Deje los esquejes en una zona seca durante unos días hasta que se desarrollen los callos.

Paso 3 - Cuando los esquejes se hayan endurecido con callos, colóquelos en un suelo que drene bien.

Método 3 - Desplazamientos

Paso 1 - Utilice un cuchillo esterilizado y afilado o unas tijeras de jardinería para retirar los brotes de la planta madre.

Paso 2 - Deje los brotes en un lugar seco durante unos días o hasta que se desarrollen callos.

Paso 3 - Una vez que se hayan desarrollado los callos, coloque los retoños en un suelo que drene bien.

Echeveria Lola suculenta

Preguntas frecuentes


¿La Echeveria Lola es tóxica para los gatos y los perros?


La Echeveria lola no aparece en la lista de plantas tóxicas para perros y gatos de la página web de la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (ASPCA).


¿Por qué se está muriendo mi suculenta Echeveria Lola?


Si sospecha que su suculenta Echeveria Lola se está debilitando o tal vez muriendo, hay 3 posibles causas que debe investigar: Riego excesivo, etiolación e infestación de plagas

1.   Riego excesivo
 
El riego excesivo es la principal causa de muerte de las suculentas porque provoca la putrefacción de las raíces.
 
Cuando las raíces están constantemente húmedas, comienzan a descomponerse y traen enfermedades. Desde las raíces, la enfermedad se extenderá al tallo y a las hojas. Sabrás que hay podredumbre en las raíces si algunas partes de la planta se vuelven marrones, negruzcas o si las hojas adquieren un color amarillento y se sienten blandas.
 
Lo primero que hay que hacer es cortar las secciones infectadas con un cuchillo afilado y esterilizado o unas tijeras de jardinería. A continuación, retire con cuidado la planta del suelo.
 
Corta todas las raíces podridas de la planta y deja que se seque por completo. Vuelva a plantar la planta en tierra fresca y con buen drenaje cuando la suculenta Lola esté seca.
 
2.   Etiolación
 
La etiolación es una condición en la que las hojas de la Echeveria Lola se estiran y crecen flácidas. Los horticultores creen que las hojas se estiran en busca de luz solar.
 
Asegúrese de que la suculenta Lola reciba su dosis diaria de sol parcial o ligero para evitar que se produzca la etiolación.
 
3.   Infestación de plagas
 
La Echeveria Lola atrae a las plagas, especialmente a las cochinillas, que adoran beber su savia vital. Una vez que la suculenta se queda sin savia, se marchita y muere.
 
Puedes mantener alejadas las cochinillas rociando la suculenta Lola cada semana con aceite de neem. También debes retirar las hojas caídas y los restos que haya cerca de la planta.
 
Si ves sustancias parecidas al algodón en las hojas, son subproductos de las cochinillas. Puedes eliminarlas con un algodón empapado en alcohol desnaturalizado.


¿Produce flores la Echeveria Lola?


Sí, la Echeveria Lola produce flores en primavera y verano. Las flores son hermosas; en forma de campana con colores amarillo y, a veces, pera.

Última actualización en junio 10, 2022 por Sofía Lara

Suculentas de la misma familia de plantas

Deja un comentario

El tamaño máximo de subida de archivos: 20 MB. Puedes subir: imagen. Suelta los archivos aquí

es_ESSpanish